Newsletter

04-Jul-2019

¿Cómo causar una buena impresión?

Una buena primera impresión define en gran medida cuál es nuestra opinión sobre algo o alguien. Sin importar qué tanto podamos conocer después.

De la misma manera, nosotros nos llevamos diferentes impresiones de lo que vemos, y las personas que conocemos se llevan una impresión nuestra.

Por eso es importante proyectar una imágen positiva que permita mejorar nuestras relaciones, para poner en marcha nuestros proyectos o facilitar su sostenibilidad.

Cómo dar una buena primera impresión:

1. Tener sentido del humor.

La potencia intelectual de un hombre se mide por la dosis de humor que es capaz de utilizar. No se trata de ser extremadamente gracioso, pero está claro que el sentido del humor demuestra perspectiva y agilidad.

2. Anticiparse a las necesidades de los demás.

Estar al tanto de las necesidades de los miembros del grupo de trabajo, le puede dar ventajas y potenciar su reputación.

Ya que frente a cualquier eventualidad, las decisiones que tome pueden ir condicionadas por lo que necesitan individualmente los demás y proyectará más liderazgo.

3. Demuestre cuidado personal.

Un dentista con los dientes en muy mal estado no muestra profesionalismo.

El cómo nos vemos es muy importante. Ya que es más fácil proyectar interés por nuestros proyectos y los de los demás; si primero demostramos tener interés por nosotros mismos.

4. Tener pasión.

En todo lo relacionado a su trabajo, demuestre pasión. Si las personas a su alrededor ven que ama lo que hace, reflejará más credibilidad.

Tenga presente que si está en un trabajo por el dinero y no es feliz; es muy posible que en algunos años se esté arrepintiendo.

5. Sea receptivo.

Escuchar es una habilidad que está subvalorada.

Escuchando atentamente podemos aprender más y reconocer características en las personas que nos rodean para facilitar nuestra comunicación con ellos.

6. Dar soluciones.

Frente a cualquier problema, lo último que debe hacer es convertirse en un problema más. Así que sin importar qué ocasionó el problema, demuestre que puede ser una solución.

En un grupo de trabajo es común que algunas personas reconozcan un problema, pero solo muy pocas tengan la iniciativa para solucionarlo.

7. Sea muy puntual.

Nos gusta que respeten nuestro tiempo, así que lo mínimo que debemos hacer es respetar el de los demás.

Llegar cumplidos a cualquier reunión habla por sí solo de nuestra responsabilidad y capacidad frente a los tiempos de entrega de cualquier proyecto.

Nunca debemos descuidar la impresión que tienen los demás de nosotros, ya que de eso dependen muchas cosas.

 

Compartir