Newsletter

21-Jan-2019

Empleados que debes evitar en tu empresa

 

Es importante estar consciente que los empleados adaptan una manera distinta de trabajar ya sea para bien o para mal, por el lado negativo encontramos a todos aquello empleados que pueden afectar la productividad de la empresa y esto sucede en la mayoría de los casos por falta de motivación.

Contar con un manual que regule la conducta laboral con el propósito de establecer protocolos claros para manejar distintas situaciones con cada empleado, ayudará a que tengan un mejor rendimiento.

Estas son algunas características que presentan.

 

El flojo

Evita trabajar y absorbe el tiempo, entusiasmo y energía del resto del equipo. No le importa lo que su jefe u otros compañeros opinen de él. Si puede salirse con la suya, lo hará.

¿Qué hacer para su mejora?

- Fijar metas claras

- Revisiones continuas

- Premiar sus esfuerzos

 

El social

Gracioso, entretenido y el mejor amigo de muchos. Para este tipo de empleados, la oficina es una fiesta personal. Las juntas, el chisme, las pláticas y las horas de café interminables son sus prioridades.

¿Qué hacer para su mejora?

- Definir tiempos de convivencia del personal

- Cuidar su conducta

- Enfocar su energía

 

El renegado

Este tipo de empleados  a pesar de recibir correcciones y entrenamientos, simplemente se niega a seguir las reglas y pone en riesgo tu compañía. Improvisa y toma decisiones para las que no está autorizado.

¿Qué hacer para su mejora?

- Acompañamiento.

- Entendimiento de las reglas y protocolos.

- Trabajo en equipo.

- Supervisión constante.

 

El psicópata

Deja un rastro de destrucción y discordia por donde va. Crea un ambiente laboral hostil para el resto del equipo. Afecta la moral y la efectividad laboral de todos. Puede dañar seriamente tu reputación frente a un cliente.

¿Qué hacer para su mejora?

- Ambiente seguro

- Reglas anti bullying

- Vigilancia constante

- Documenta las actitudes negativas

 

El problemático

Es incompetente y poco confiable. No sabe cómo hacer su trabajo y depende de los demás para solucionar sus errores. Crea frustración generalizada y arrastra con él al resto del equipo.

¿Qué hacer para su mejora?

- Capacitación constante

- Dar apoyo

- Revisiones continuas

 

El mártir

Insiste en hacerlo todo el trabajo por sí solo y busca que todos se enteren de lo que sacrifica para realizar las tareas. Trabaja demasiado y desequilibra al resto del equipo, potenciando el desgaste.

¿Qué hacer para su mejora?

- Motivar el delegar

- Tareas compartidas

- Dar tiempo libre

- Trabajo en equipo

- Introduce programas de manejo de estrés

 

Compartir