Newsletter

05-Mar-2019

¿QUÉ ES LA CERTIFICACIÓN LEED?

La certificación LEED significa Líder en Eficiencia Energética y Diseño sostenible, esta busca que el edificio o proyecto al que se refiere esté construido con los estándares de ecoeficiencia y cumpla con los requisitos de sostenibilidad. Es totalmente voluntario y se basa en el consenso del mercado para desarrollar construcciones centradas en la alta eficiencia energética.

Este certificado, basado en estándares científicos, premia el uso de estrategias sostenibles en todos los procesos de construcción del edificio, desde la adecuación de el lugar donde se ubica, hasta la eficiencia del uso del agua y energía, la selección de materiales sostenibles y proporcionar una calidad medioambiental interior. Este sistema ofrece además de la certificación del edificio, la acreditación de profesionales, a los que se facilita la formación en sostenibilidad.

Según Certicalia, en la actualidad, existen más de 14.000 construcciones en todo el mundo con certificación LEED, a los que se les conoce como edificios verdes. Entre ellos, hay viviendas pero también se encuentran oficinas, supermercados y restaurantes.

Criterios que evalúa la certificación LEED

En total, la certificación LEED evalúa los edificios según 6 criterios:

- Sostenibilidad en los materiales y recursos de construcción.

- Eficiencia y aprovechamiento del agua, tanto durante la construcción del mismo como cuando el edificio esté en uso con el fin que se planeó en un principio (reutilización del agua y evitar las fugas).

- Eficiencia energética desde la construcción, contando además con el menor impacto atmosférico.

- Materiales y recursos empleados que sean respetuosos con el medio ambiente.

- Calidad del ambiente interior que permita la óptima habitabilidad del mismo, sin tener que recurrir a más energía que la necesaria para caldear o enfriarlo.

- Innovación en el proceso de diseño, dando protagonismo a todos los recursos ecoeficientes.

Pese a que todos estos puntos son importantes, la eficiencia energética es el valor que más puntúa, buscando el ahorro, beneficioso tanto para el medio ambiente como para los que utilizan el edificio.

Beneficios de los edificios con certificado LEED

La certificación LEED aporta no solo el prestigio de saber que ese edificio es sostenible y respetuoso con el medio ambiente, sino que también supone para el propietario o constructor del mismo:

- Los costes de operación son menores, mientras que el valor del inmueble aumenta.

- Se reducen los residuos que se envían a los vertederos, con el ahorro del traslado de los mismos, además de evitar tener que eliminar esos residuos en la naturaleza.

- Una mejor conservación de la energía y del agua.

- Edificios más saludables y seguros para sus ocupantes, tanto si se destinan para viviendas como si son centros de trabajo.

- Se reduce la emisión a la atmósfera de gases nocivos de efecto invernadero.

- Los propietarios pueden beneficiarse de desgravaciones fiscales por contar con este tipo de construcción. Además, en algunos municipios, se mejoran los permisos de zonificación y se obtienen otro tipo de incentivos.

- Demuestran la concienciación del propietario con el cuidado del medio ambiente, lo que supone que las empresas que participan en su construcción o que se instalan en el mismo cuenten con una percepción mejor por parte de los clientes.

 

Compartir